domingo, septiembre 25

Justicia, simplemente justicia para Franco

Astrolabio Político

Por: Luis Ramírez Baqueiro

“Donde hay poca justicia es grave tener razón.” – Francisco de Quevedo.

La principal falla y reclamo de la sociedad hacía la Cuarta Transformación desde su arribo al poder es su falta de administración pronta y expedita de la Justicia.

Un poder autónomo que debiera servir de contrapeso del sistema de poderes en el modelo federalista trastocado por el constante manoseo, intromisión e incluso los intentos por demás descarados del mismo presidente Andrés Manuel López Obrador de querer hacer que ministros, magistrados y jueces se conduzcan en temas de su interés como a él le plazca.

Dichas acciones evidencian la principal falla de un modelo de gobierno fallido, pésele a quien le pese, y enfade a quien enfade.

Los cientos de casos del uso fáctico del poder para castigar a opositores del actual régimen son el pan nuestro de cada día, acercando con preocupación a la 4T con los modelos dictatoriales –más peligrosos que la sociedad pueda experimentar-, en momentos en que el uso de las fuerzas armadas para tareas de seguridad del fuero común, comienza a dar notas de estarse acercando más a una dictadura que a una democracia.

Pero algo que es en verdad deleznable ha sido como en su afán de ganar reflectores sociales que no pueden ganar por su propia capacidad, eliminan de la contienda democrática a sus rivales y opositores.

El caso de Rogelio Franco Castán, ex secretario de Gobierno del Gobierno Bianual encabezado por Miguel Ángel Yunes Linares confirma este artilugio.

Imputado por delitos de la esfera familiar, detenido ilegalmente ante la demostración de contar con un amparo federal para ello, el Gobierno del Estado, sin pudor ha construido cuanta carpeta se le ocurre en su afán de acallar al líder político y social que conoce los orígenes y antecedentes del actual régimen.

Quizá esa fuera la única falta en su contra, conocer los hierros humanos de quienes hoy son gobierno, pero que desde la trinchera de la lucha democrática resultaría una afrenta emplearlos para castigarlo por el simple hecho de no comulgar con su nuevo proyecto.

Detenido desde el pasado 13 de marzo de 2021 en Tuxpan, Veracruz, trasladado ilegalmente al Penal de Amatlán de los Reyes en el centro del Estado, Franco Castán ha ido librando una a una las imputaciones de una Fiscalía General del Estado (FGE) entregada a las determinaciones de un funcionario que, por odio, rencor, o venganza opera para refundirlo en prisión.

La actitud asumida por el hoy Secretario de Gobierno, E. Patrocinio Cisneros Burgos, habla de la clase de personaje que es, rebasado, incapaz, insensato y sumamente violento para un puesto donde la diplomacia y la política de altura se debiera imponer, han sido las causales para que la Fiscala Verónica Hernández Giandáns continúe sus acciones en el ridículo afán de mantenerlo en prisión, aun cuando todas las instancias federales les dan palo a sus carpetas de investigación.

El pasado 13 de septiembre de 2022 el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Séptimo Circuito con sede en Boca del Río, fue notificado del ARP. 175/2022 que un juez federal ha concedido nuevamente un amparo para la protección de la Justicia Federal solicitada por el quejoso Rogelio Franco Castán, dejando sin materia la revisión adhesiva propuesta por el peticionario del amparo.

En palabras lisas y llanas, este nuevo amparo exige al Juez de Control del Juzgado de Proceso y Procedimiento Penal Oral con sede en Pacho Viejo, Veracruz para que respete el amparo y deje sin efecto la vinculación a proceso y medida cautelar dentro del proceso penal por Peculado equiparado – que pretende utilizar, para mantenerlo en cautiverio-.

La actuación recurrente del Juez de Control y su comportamiento arbitrario han sido ya documentados, y tarde o temprano terminarán siendo motivo suficiente para imputarle y condenarle, por el uso faccioso de la justicia, sumado claro a los demás delitos que corresponden a su absurda y por demás servil actitud.

El llamado es nuevamente para solicitar justicia, simplemente justicia para Rogelio Franco Castán, quien ha sido injustamente procesado e ilegalmente retenido, mostrando ante todo que, sí es un preso político, y que en Veracruz y bajo la 4T en el Gobierno se ejerce una política de justicia represora copiada del peor modelo dictatorial que se recuerde.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@gmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.