sábado, febrero 4

El Registro Civil de Xalapa

DE PRIMERA MANO
*Cobros sin recibo
*Acoso laboral
*Al Lerdo, comparecencias de autonómos
Por Omar Zúñiga
El Registro Civil de Xalapa ha dado mucho de qué hablar en últimos días, a
pesar de que desde hace al menos cuatro años presenta los mismos
problemas, tiene poco tiempo que estas broncas se han visibilizado.
En primera instancia, vale aclarar que opera en, por y para Xalapa, y las
autoridades del Ayuntamiento no tienen potestad sobre esta oficina, a pesar de
recibir los apoyos necesarios para su operación a cargo de la administración
municipal.
El Registro Civil de Xalapa, a cargo del oficial mayor, José Luis Martínez
Corona, se siente una especia de reyezuelo, toda vez que en su oficina manda
él. Como dijimos líneas arriba, recibe apoyos del Ayuntamiento para su
operación, pero en Palacio Municipal no le da cuantas a nadie, esto se debe a
que está sectorizado directamente e la Dirección del Registro Civil de Veracruz,
que encabeza Carlos Córdova Vega; oficina dependiente a su vez de la
Secretaría de Gobierno cuyo titular es Eric P. Cisneros Burgos.
Quizá por esta razón a Martínez Córdova le vienen guangas todas las
denuncias, públicas y en corto que se hacen sobre su oficina, a saber de las
denuncias públicas por ejemplo, el usuario de Twitter @TaxhTanz que publicó:
“Pagar más de $500 por un acta certificada y actualizada y pasar más de 3 hrs
de pie esperando por ella…
“¿Qué clase de atención es esa, @ahuedricardo?, Échales un ojo a los
@regcivilxalapa (Central de Abasto), porque ni recibo dan…”.
Así es, al ciudadano común y corriente no le importa de quién depende tal o
cual oficina, sino que, si está en Xalapa la responsabilidad es del alcalde y
punto, pero en este caso no es así.
Quien debe responder y de manera inmediata es José Luis Martínez Corona,
que lo único que ha hecho es aplicar la estrategia del avestruz, meter la cabeza
en una maceta, pues mientras menos lo vean mejor para él, ¿porqué?, porque
se antoja complicadísimo pensar que los cobros sin recibo, es decir que no
pasan por la caja con sellos oficiales como ha sido la denuncia pública, pasen

sin conocimiento superior, de otra manera, sería peor, pues el titular está
haciendo la vista gorda y dejando pasar a quienes manejan realmente esa
oficina. Una es mala, la otra peor.
A esta denuncia sobre actos de corrupción al cobrar sin recibo oficial
documentos que a chaleco son necesarios para la tramitología cotidiana del
ciudadano común, vienen más, estas sí, anónimas, pues hay al menos tres
quejas de este personaje, de hechos que podrían configurar la comisión de un
probable delito, al tratarse de probable acoso laboral y que tendrían que ver
precisamente con los hechos que anteceden, es decir, personal que no se
prestó a las corruptelas de los cobros “en económico” y los joden por no
prestarse a estos cochupos. La famosísima aburridora, “me apoyas te apoyo,
no quieres, te chingo sin indeminizarte”.
Viene la pregunta: ¿Carlos Córdova, director del Registro Civil de Veracruz
sabrá de esta situación?; es a todas luces alarmante en un gobierno que se
jacta de ser cero corrupto, incluso con la declaración del presidente López
Obrador de decirle al gobernador Cuitláhuac García que era “un inepto, pero
honrado”, creemos que no, pero a estas alturas ya no se sabe, pero ahora que
lo sabe, ¿qué medidas se tomarán?, incluidas por supuesto las que vengan
directamente de la Secretaría de Gobierno.
Para documentar el optimismo, antes de tomar protesta como flamante oficial
mayor del registro Civil de Xalapa, Martínez Corona se desempeñó en 2018
como representante legal de la coalición de comités vecinales del conocido y
emblemático Salón Bazar en Xalapa. ¿Tiene algo de malo crecer y aspirar a
algo más?: en palabras del mismo presidente López Obrador sí es malo ser
aspiracionista; yo personalmente creo que no. Todos tenemos derecho a algo
mejor, sin embargo, esta referencia nos sirve de contexto para ver la
experiencia en sensibilidad política y atención al público del personaje en
cuestión.
En fin, a ver en qué para este asunto, pues la realidad es que las quejas
registran una peligrosa espiral y sus jefes nomás no pueden pararlo. ¿Qué hay
de eso Josefina?


A partir del martes 24 de enero que comparece la fiscal general Verónica
Hernández Giadáns, se llevará a cabo la rendición de cuentas de los Órganos
Autónomos ante el Congreso de Veracruz.
El miércoles toca el turno de la Auditora Superior del Orfis Delia González
Cobos; el jueves a Naldy Patricia Rodríguez Lagunes y el viernes temprano

el compañero y amigo Silverio Quevedo de la CEAPP y por la tarde de ese
mismo día, la Ombudsperson jarocha Namiko Matzumoto.
Esta situación que debe darnos orgullo, pues de cinco Órganos Autónomos,
cuatro los encabezan mujeres, me queda la rasquiña de que estas
comparecencias se ven empañadas por llevarse a cabo en al Auditorio
Sebastián Lerdo de Tejeda y no en el Salón del Pleno del Congreso, como sí lo
hicieron los secretarios del gabinete estatal, empezando obvio, por Eric
Cisneros. La forma es fondo. ¿Igualdad?
¡Qué barbaridad!
Deprimera.mano2020@gmail.com