domingo, septiembre 25

AHUED Y SUS OBRAS

Salvador Muñoz

Los Políticos

Que si el otro no hacía, malo; que si éste hace, malo… es la situación que al menos en Xalapa, permea… ningún ateniense en su sano juicio se pelea con que Ricardo Ahued haga obra y más después de haber sufrido el deprimente papel de su antecesor Hipólito Rodríguez Herrero… lo que sí se juzga, es la precipitada lluvia de obras que por aquí, que por allá, en plena temporada de lluvias que hace que los trabajos vayan en cámara lenta… si no, que lo digan quienes todos los días tienen que cruzar el desnivel de la Araucaria… o atravesar Arco Sur (Asco Sur, le dicen)… hay quienes ya comparan los tiempos de traslado de ese punto a la zona universitaria, como si se fuera a Cardel… ¡de ese tamaño!

De cierto modo, es comprensible la urgencia por la inversión en obras por parte del alcalde… hay que justificar el presupuesto venidero. Digo, se ha de haber perdido la cantidad de lana por el subejercicio en que incurrió su antecesor que sólo de esta forma se trata de aplicar el “de lo perdido, ¡lo que aparezca!”… pero con tiento, con cabeza, con inteligencia… no a lo bruto…

Digo esto porque hace poco, en la zona donde vivo, llegaron empleados del Gobierno municipal y presentaron un proyecto “que les urgía” que dieran su VoBo los vecinos para trabajar en el parque. A grosso modo, me dicen que pretenden poner algunas planchas de cemento, poner bancas y techar. Hubo por allí un diseño que mostraron así como la inversión que se planea: 3 millones de pesos. Muchos vecinos, ¡encantados! Claro, en dibujitos se ve bonito, pero las necesidades del parque contrastan con el proyecto.

El parque, en su centro, donde hay una banca redonda, se inunda cada que hay lluvia… qué se requiere: hacerle salidas a esas aguas estancadas; hay un canal que es necesario desazolvar porque se estanca el agua; es de vital importancia que los funcionarios de Parques y Jardines dejen el escritorio para ir al territorio y chequen la poda de las áreas verdes donde juegan los niños y de paso, reparar los juegos que sufren los estragos generados por el vandalismo. Ideal sería evitar la inundación del área verde y que las aguas corrieran por el perímetro de las calles…

Poner planchas de cemento va contra la idea de mantener ese pulmón verde que hay en la zona. ¿Poner techos en un área arbolada? ¿no para eso están los árboles, para dar sombra? porque si se pretende que funcionen como cobijo, lo será para los noctámbulos que gustan de agarrar como taberna el parque; o quizás para que ya no les pegue el sereno a los borrachos que hacen escala en el parque… en resumen: el parque requiere atención, tiempo, dedicación, y por supuesto, inversión, pero en detalles que inviten a preservar el área boscosa sin cemento… si quiere el Ayuntamiento gastar (que no invertir) 3 millones de pesos, pues que haga un programa como “Ilumina México”, que le dio un giro con pintura de colores a las casas de Ecatepec, por poner un ejemplo, o no vayamos tan lejos: en un edificio del módulo Fresno, de Jardines de Xalapa, en su fachada se hizo un mural patrocinado por José Alberto “el Chocolate” Pérez Fuentes, cuando era candidato a la presidencia municipal…

En pocas palabras: nadie se enoja en que se invierta en obra, pero que esté bien aplicada donde se requiere y sobre todo, bien hechas, para que no pase lo que en Santiago Tuxtla, que el entonces alcalde Tavo Pérez Gaytán, a ocho meses del fin de su mandato, inauguró una pista de tartán que al poco tiempo, ya presentaba deterioro y a la fecha, ya es necesario cambiarla por las condiciones que exige un material como el tartán.

Se entiende la posición del alcalde Ahued: tiene que justificar el presupuesto venidero pero bien hecho, porque así, como va, se ve desesperado y por ende, desespera al ciudadano porque exhibe desorganización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.